El padre Ángel visita nuestro Instituto PDF Imprimir E-mail
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos

El padre Ángel, fundador y director de Mensajeros de la Paz, ha visitado el pasado 21 de febrero, a la comunidad educativa del IES Isaac Peral. El encuentro se ha desarrollado en el salón de actos del centro desde las 12:00 a las 13:10 horas ante unos 300 alumnos.

El acto ha comenzado con la presentación del director del Instituto, José Martínez, y tres alumnos del programa de mediación. Se ha destacado la labor filantrópica que realiza el sacerdote y su trabajo con la población más desfavorecida de la sociedad.

Se ha proyectado un vídeo de una maternidad que Mensajeros de la Paz creó en Gondar (Etiopía) hace unos años. El padre Ángel ha explicado la labor que desarrolla su ONG, que, tras más de 50 años, está presente en 55 países.

Su parroquia de San Antón en Madrid está abierta 24 horas y va a optar al premio de las "mayores joyas", que ha organizado el obispado. En esta iglesia, que acoge a los más vulnerables, "las verdaderas joyas son esas personas que no tienen hogar", en palabras del padre Ángel.

Para el asturiano, lo más importante de la ONG no son sus residencias, sino el cariño que se da a quienes más lo necesitan. Ha insistido en la importancia del afecto: "Cuando se da limosna, se echa la moneda sin mirar a quien está tirado en la calle. Hay que mirar a los ojos y dar cariño. Vosotros podéis conseguir un mundo mejor, dando vuestro cariño y un beso al llegar a vuestras casas."

Ha animado a los jóvenes a ser más comprometidos y mejores personas. Además de ensalzar el valor del estudio, ha destacado que "lo más importante y lo que verdaderamente queda es ser buenas personas".

El padre Ángel ha terminado su charla con un mensaje esperanzador: "El futuro, sin duda, será mejor con jóvenes tan comprometidos como vosotros".